#Vinyljunkies

10 Tips para comprar vinilos de segunda

today13 agosto, 2021

Fondo
share close

Qué buscar y cómo encontrarlo


 

No hay nada mejor para un Vinyl Junkie que hurgar en las cajas de una tienda de discos y encontrar un tesoro antiguo que aun brilla y, con suerte, a buen precio.

Pero no se trata solo de encontrar un disco que has estado buscando durante mucho tiempo; se trata tanto de la condición en la que lo encuentres. Eso puede ser un hecho, pero saber qué buscar y cómo conseguirlo puede ser un juego complicado.

Cada coleccionista tendrá sus propias rutinas y secretos internos, pero es de esperar que esta lista de consejos te ahorre gastar demasiado dinero en un montón de LP de mala calidad, ya sea que estés investigando en persona o revisando millones de discos de segunda mano en internet.


 

1. Siempre sacar el disco de su carátula.

Parece un consejo básico, pero no es nada trivial encontrar en un puesto de discos usados una grabación de Bob Dylan, por ejemplo, comprarla y correr a casa a escucharla para darse cuenta de que dentro de la funda viene un disco de otro artista. Recomendamos siempre cerciorarse de que el contenido sea el oficial, lo mismo si se compra una caja o antología a la que podría faltarle un LP o traer alguna de las piezas quebradas.


 

2. Fijarse en el brillo del disco.

“Un disco opaco es sinónimo de un disco mal cuidado”. Si se pone el disco a la luz se notará fácilmente el destello azulado de un disco bien mantenido. Lo mismo si se le pasa el dedo por los surcos y se nota algún relieve extraño, quizá menos perceptible a simple vista. Ojo que si un disco tiene polvo o está sucio, no necesariamente está malo, por eso es importante inspeccionarlo bien.


 

3. Verificar que el orificio del centro no esté gastado.

Otra señal de un disco mal cuidado o gastado, es el diámetro del agujero de en medio. Recomendamos no comprar un disco cuyo centro esté demasiado agrandado o a través del cual ya se empiece a ver el papel deshilachado de las etiquetas porque el disco quedará “bailando” en lugar de quedar bien ajustado al plato de la tornamesa.


 

4. Una edición nueva no es sinónimo de mejor

Actualmente algunas casas disqueras están editando títulos clásicos que no se fabrican con la tecnología de antes y que por esa razón “no están hechos de buena pasta”. En muchas de las producciones actuales basta una pequeña raya en el disco para inutilizarlas para siempre a diferencia de los acetatos de antes que suenan bien hasta hoy. “Las matrices originales dejaban discos a prueba de balas, pero algunas reproducciones actuales se hacen directamente desde el formato CD. Esas son las más frágiles”.


 

5. Cotizar 

Un buen consejo es ir a la fuente para evitar pagar diferencias notables por el mismo disco.


 

6. Que venga todo el arte del disco en las carátulas 

Los discos de vinilo de antiguos solían traer un impresionante trabajo gráfico dentro: posters, afiches, libros con letras y fotografías que aún se conservan y le dan valor a la pieza. Sin embargo, con el paso del tiempo, algunos ya no conservan ese material lo que marca importantes diferencias en el precio. Lo ideal es preferir que vengan los insertos tradicionales de la forma más original posible.


 

7. Carátulas sin rayar 

Históricamente se protegía la propiedad de un disco escribiéndole el nombre del dueño en el disco o su carátula. Aunque sea un detalle, algunos coleccionistas evitan comprar un disco al que los niños hayan pintado o que venga rayado y con stickers pegados.


 

8. Fijarse si los discos han sido almacenados bien 

“Lo primero que hay que fijarse al comprar un disco es la forma en que se han almacenado”, recomendamos que el apilado se haga en filas horizontales y no apilados hacia arriba (uno sobre otro). “Te das cuenta de que un disco ha sido mal conservado también cuando en la carátula de cartón viene marcada la circunferencia del disco”, cuenta. Eso significa que el vinilo estuvo sometido a un gran peso encima y eso puede afectar el sonido o la presentación de las fundas.


 

9. No comprar a cualquiera 

A veces puestos informales venden como oportunidades discos muy valiosos, pero basta un breve diálogo con el vendedor para saber que los discos pueden haber sido mal obtenidos. “Aunque sea una ganga, si compras puede que se esté amparando el robo de la colección que algún fanático de la música que se esté lamentando en algún lugar”, cuando compres colecciones, entrevista a la persona y  asegúrate de que sepa de música y de que le de a los discos el valor que tienen.


 

10. Respetar el instinto 

Hay discos que están descatalogados en CD, pero que si existen en vinilo con una calidad inmejorable. Es fácil encontrar discos notables de The Beatles, The Roling Stones, Yes o Genesis a buen precio y que en la fiebre de la elección te dejen en lista de espera. Es bueno actuar por instinto y considerar si se volverá a encontrar otra vez un álbum escaso al que muchos le tienen ganas.


Vía: lanacion

Written by: Soma Estudio

Post Anterior

#Vinyljunkies

5000 vinilos de Frankie Knuckles en una galería de NY

5000 discos de la colección personal del pionero del House.   Con una carrera que abarcó más de cuatro décadas, Frankie Knuckles fue un artista que ayudó a definir un género e influyó en las generaciones de productores de música House que vinieron después de él. La galería Gagosian y el artista de Chicago Theaster Gates (también conservador de la colección de Knuckles) se han unido para presentar una instalación con 5000 discos de la colección […]

today22 julio, 2021

0%