Música

Las parejas más tóxicas del mundo de la música

today21 septiembre, 2021

Fondo
share close

Courtney y Kurt, John y Yoko… Los noviazgos más sonados, también han involucrado sexo, crimen y obsesión. Estos son los romances más peligrosos del rock y el pop


De músicos, poetas y locos ellos no tienen un poco, tienen todo. Y también son las parejas más controversiales y escandolosas. Por eso, sus relaciones amorosas suelen ser intensas y dignas de contarse. Repasamos algunas los noviazgos más tormentosos en los que encontraremos historias tanto de amor puro como de puro odio, extravagancia, crimen, sexo desquiciado y demás momentos que sólo ellos podrían brindarle a su agradecida audiencia. Kurt Cobain, John Lennon, Beyoncé y Amy Winehouse están incluidos.


 

Kurt Cobain y Courtney Love, sospechas y heroína

Parecían la pareja perfecta de los años 90. Eran exitosos, alternativos y muy rubios (y ya lo decían las 4 Non Blondes, la juventud estadounidense tiene debilidad por ese tono de cabello). El mundo les perdonaba todo, incluso que ella se inyectara heroína mientras estaba embarazada. Pero el idílico romance terminó después de que Kurt dejará huérfana a toda una generación tras su aparente suicidio y tras la tragedia, las especulaciones de complot y asesinato señalaron a la ex del líder de Nirvana como la autora intelectual de su muerte. Desde ahí, la también artista adquirió el estatus de villana de la película grunge y comenzaron a salir a la luz todas esas historias detrás de una relación desenfrenada.


 

El caso Genesis P-Orridge y Jacqueline Breyermor, ¿amor extremo?

El polémico artista inglés pionero de la música industrial tuvo varias relaciones intensas, pero la más reconocida fue la que sostuvo con su segunda esposa, la artista Jaqueline Breyer. Ambos estaban tan obsesionados el uno con el otro que comenzaron a realizarse operaciones estéticas con el fin de parecerse entre sí. Ella se alteró la nariz y el mentón para que fueran similares a las facciones de él. Genesis por su parte, se implantó senos (ambos se aumentaron el busto en la misma proporción en la misma sesión), se inyectó hormonas femeninas y se comenzó a vestir y maquillar de la misma forma que su pareja. Su meta, convertirse en un solo ente pandrógino (como bautizaron al experimento) y fundirse en una sola persona (léase con “Tú y yo somos uno mismo” de Timbiriche, como música de fondo). A pesar de que ella falleció en 2007, Genesis P-Orridge continuó con su proceso de transformación y se convirtió en un símbolo del movimiento transexual; su  historia de amor se puede ver en el documental “The Ballad of Genesis and Lady Jaye”.  Y tú que pensabas que usar la misma sudadera que tu pareja cuando salían juntos ya era una exageración, sin duda, esta fue una de las parejas más escandalosas de la música.

THE BALLAD OF GENESIS AND LADY JAYE, l-r: Genesis Breyer P-Orridge, Lady Jaye Breyer P-Orridge on French poster art, 2011, ©Adopt Films/courtesy Everett Collection
fotograma
249/cordon press

 

Beyoncé y Jay-Z, sexo, millones y despecho

Una de las relaciones más longevas de la música moderna no podría estar exenta de intensidad, infidelidad y despecho. El llamado “primer matrimonio multimillonario del pop” expuso sus problemas conyugales en sus discos, como prueba, en la letra de la canción “Don’t Hurt Yourself,” (y en prácticamente todo su disco de 2016, “Lemonade”), Beyoncé, que recién hizo historia en el Grammy, suelta frases como ésta: ¿quién diablos crees que soy yo? No estás casado con una mujer promedio cualquiera, quédate con tu dinero, yo tengo el mío”. Pero como toda relación tormentosa, también incluye conflictos con la familia de la esposa, previamente la hermana de la cantante había sido grabada por las cámaras de un elevador, golpeando con furia a su cuñado. Luego supimos que fue porque se enteró (aparentemente antes que nadie) de que el pobre angelito le había sido infiel a Beyoncé.


 

La tragedia de Sid y Nancy

El ex bajista (es un decir, porque no sabía tocar el instrumento) de Sex Pistols,  el grupo más importante de la música punk, sostuvo una intensa y peligrosa relación con quien inicialmente era una fan de la banda. El romance plagado de drogas duras y decadencia, tuvo un final trágico cuando Nancy fue asesinada de una puñalada y todo apuntaba a que su novio había sido el autor. Tras no encontrarse evidencia, el músico salió de la cárcel (y moriría meses después de una sobredosis de heroína, a sus 21 años) llevándose el secreto de la muerte de Nancy Spungen a su tumba punk. “Sid and Nancy”, la biopic de 1986, relata la terrible historia de esta pareja.


 

Amy Winehouse y Blake Fielder-Civil, literalmente tóxicos

Pocos se habla de la (mala) influencia de Blake en la vida la malograda artista, pero lo cierto es que fueron una de las parejas controversiales de la música cuya relación fue una de las más intensas y peligrosas. Se conocieron en 2014 y se enamoraron, pero como si de una telenovela pop se tratase, él la traicionó para volver con su exnovia. Pronto se reconciliaron y se casaron, iniciando una relación llena de codependencia enferma marcada por épicas peleas que terminaban con altercados violentos en bares y en agresiones con cristales rotos. Su consumo conjunto de drogas, sin duda le dio un nuevo significado a la palabra “pareja tóxica”. Se separaron en 2009, pero el daño estaba hecho y la cantante falleció dos años después de una supuesta sobredosis de crack y alcohol.


 

Ozzy y Sharon Osbourne, sexo y violencia

El reality show de The Osbournes, muestra lo caricaturesco que puede llegar a ser la vida cotidiana en la este matrimonio. Lo cierto, es que detrás hay toda una historia de drogas, pasión, control e intentos de asesinato. En 1989, el artista intentó estrangular a su esposa en un episodio de violencia domestica que él mismo luego reconoce como “el momento más vergonzoso de su vida”. Según declaraciones de Sharon, hubo tiempos en que bien podían tener sexo hasta tres veces al día, y otros en los que ella podía terminar con un diente menos (según declaró al diario The Mirror). Hoy, tras 40 años de casados, parece ser que la relación es mucho menos tormentosa y los abusos quedaron atrás.


 

John y Yoko, románticos y liberales

Los fans nunca le perdonaron a John que terminara su relación con su esposa Cynthia Powell, para casarse con “una japonesa loca que martillaba clavos cósmicos y se metía desnuda en una bolsa” y que además  “no era tan agraciada, ni inglesa” (como el mismo John reveló en el documental “Imagine” que algunas personas decían). Apenas empezaban su vida juntos a finales de los años 60, cuando lanzaron un disco en el que ambos aparecían desnudos (“Two Virgins”, y no, mejor no lo escuches, es un catálogo musicalizado de gemidos de Yoko y guitarrazos de John).  Hasta la fecha, la pareja es recordada como una de las más escandalosas y Yoko Ono carga con el estigma de ser la causante de la separación de The Beatles (¿cuántos más, Yoko?), pero lo cierto es que en su intensa relación hubo de todo: celos, romance, polémica, drogas, obsesión e incluso un affair consensuado llamado“ el fin de semana perdido” por el mismo Lennon, en él que tuvo una aventura sexual y afectiva de 18 meses con una joven mujer de origen chino llamada May Pang, que era asistente de la pareja (en “Vinyl” la extinta serie de HBO, se recrea parte de aquel momento).


 

El amor en tiempos de Instagram: Justin y Selena

La juvenil pareja estuvo siempre bajo la mira durante un intermitente romance que comenzó cuando sus managers tuvieron la idea de que ambas estrellas teen se conocieran (los dos eran menores de edad). Así inició una relación tan fotogénica que parecía haber sido diseñada ex profeso para Instagram, pero que más allá de la apariencia, tuvo sus altas y bajas, sus constantes rupturas y reconciliaciones y claro, muchas infidelidades que finalmente arrojaron al precipicio el amor. Uno de los factores que hizo que la pareja  naufragara, fue sin duda el acoso de los fans (hubo amenazas peligrosas de parte de las “bieberlovers” para que dejara al cantante). “La pareja más inestable del pop”, como se les conocía, finalmente finiquitó su romance cuando él se casó con otra en 2019.


Vía: GQ

Written by: Soma Estudio

Post Anterior

Musiclovers

La curiosa relación entre NIN y Charles Manson

La banda de rock industrial buscó inspiración en uno de los crímenes más atroces de la cultura estadounidense para grabar su segundo disco.   Luego del éxito que tuvo el primer disco de Nine Inch Nails, Pretty Hate Machine (1989), el próximo paso lógico para el proyecto de Trent Reznor era volver al estudio para seguir produciendo material con ese sonido tan particular de la banda que combinaba ruidos industriales con melodías ásperas y […]

today14 septiembre, 2021

0%